1. Home
  2. »
  3. Mercados
  4. »
  5. Coronavirus y materias primas: Los periodistas del odio propagan el pánico

Coronavirus y materias primas: Los periodistas del odio propagan el pánico

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

Los precios de las principales materias primas como el petróleo, el mineral de hierro, el carbón y el acero cayeron levemente durante los últimos tres días. Asimismo, la participación de una de las principales acciones de cobre en el mundo, Southern Copper del Perú, bajó 4% a US$58 en la apertura de ayer en Nueva York.

Debido al virus de la corona, los bolígrafos de los periodistas vuelven a chisporrotear en una intensa histeria. Especialmente cuando se trata de evaluar la situación en los mercados de productos básicos.

En lugar de informar sobriamente a sus lectores, incluso las agencias de noticias serias se dedican a puro pánico, lo que está ayudando a fortalecer la aversión a las inversiones en productos básicos que ha existido durante al menos seis años.

Esto me molesta, porque los inversores con visión de futuro y mis lectores han estado invirtiendo durante años en acciones de materias primas y, por lo tanto, han logrado constantemente altos rendimientos con bajas valoraciones y altos dividendos.

A los periodistas les gusta despotricar contra las inversiones en materias primas

El gran número de artículos negativos sobre los precios de los productos básicos y, sobre todo, la perspectiva negativa que circula fácilmente cada vez que se presenta una oportunidad me ha dejado atónito durante bastante tiempo. Como Reuters tituló anteayer:

Cada invierno, el pánico se aviva

Como todos los años durante la temporada de gripe, a menudo se hacen comparaciones históricas con la gripe española, que mató a un estimado de 25 a 50 millones o el 3 por ciento de la población mundial entre 1918 y 1929. En esa época, entre las víctimas se encontraban muchas celebridades de la época, como el pintor Egon Schiele, el príncipe sueco o Frederick Trump, abuelo de Donald Trump.

Ciertamente el virus de la corona debe ser tomado en serio. Una tasa de mortalidad similar a la de entonces llevaría a cientos de millones de muertes en la actualidad. No obstante, la velocidad a la que el virus se está propagando hoy en día es comparativamente más lenta y la medicina también tiene formas bastante diferentes de desarrollar una vacuna en el futuro próximo.

Por lo tanto, en principio, es completamente exagerado suponer que el mundo consumiría incluso un gramo menos de materia prima este año debido al coronavirus. Por supuesto, los precios de las materias primas han bajado algo recientemente. Pero las fluctuaciones no son de ninguna manera excepcionales.

Los precios de las materias primas industriales están bajando

En los últimos días, el precio del crudo cayó alrededor de -8%, hasta los 61 dólares por barril (Brent).

El cobre se pagó ayer en la Bolsa de Metales de Londres (LME) a 6.048 dólares por tonelada, un 4% menos que el máximo de la semana pasada de 6.300 dólares.

El mineral de hierro también era aproximadamente -1% más débil, a unos 93 dólares por tonelada. Sin embargo, a principios del verano del año pasado, los precios alcanzaron brevemente un máximo de 125 dólares a corto plazo en cinco años y en noviembre, antes del acuerdo con China, estaban en un mínimo de 78 dólares.

Del mismo modo, los precios del acero en China se han mantenido estables lateralmente en promedio desde el otoño.

Hasta ahora, nada de esto ha hecho que el precio del oro se dispare. Por el contrario: a 1.558 dólares por onza, el oro sigue estando justo por debajo de su máximo de varios años.

De hecho, es cierto que los precios han bajado un poco recientemente. Pero el resultado final es que 2019 en su conjunto fue un año muy fuerte para los productos básicos, a pesar de un crecimiento económico más débil en todo el mundo.

Aplazado significa no cancelado

A corto plazo, se espera que la demanda sea menor debido únicamente al Año Nuevo Chino. Después de todo, la mayoría de las fábricas dejarán de producir. Sin embargo, todo esto no debe ocultar el hecho de que la situación de suministro de materias primas esenciales es cada vez más estrecha.

El año pasado China consumió alrededor de un 2 por ciento más de materias primas que el año anterior, con o sin disputa comercial, y se espera que la demanda crezca también este año. Pero la situación del suministro es realmente precaria.

El antiguo país exportador Zambia se está quedando sin cobre

Zambia es un país que raramente es seguido por nadie en este país, aunque una vez fue el cuarto productor de cobre más grande del mundo y sigue siendo el segundo productor de cobre más grande del continente africano. Un país así no debería estar en los titulares debido a la escasez de cobre, como ha sucedido ahora.

Así que me despiertan los oídos las noticias anunciadas ayer por Eurasian Resource Group, un grupo de productos básicos que antes cotizaba en la Bolsa de Valores de Londres, una vez incluido en el FTSE-100 y ahora privatizado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas